COMISIÓN DIRECTIVA

La autoridad de la Cámara es la Asamblea. La Asamblea se reúne una vez por año y se integra con los representantes de las empresas asociadas. Su función principal es la designación de autoridades de Comisión Directiva, la aprobación del balance y del presupuesto anual.
La Comisión Directiva es el órgano de dirección y administración de CACEL. Con mandato por dos años y renovación cada año por mitades, se encuentra compuesta por:

Presidente, Vicepresidente, Secretario, Prosecretario, Tesorero, Protesorero, 12 Vocales (Titulares y Suplentes) y 3 Revisores de Cuentas (Titulares y Suplentes).
Los miembros de la Comisión Directiva no pueden ocupar cargos rentados en la Cámara ni asignárseles sueldos de ninguna clase mientras forman parte de ella. Desempeñan sus funciones completamente “Ad Honorem”.

image

CÉSAR ZAZZALI

Astillero Nautiglass Yacht
PRESIDENTE
image

JORGE REGNÍCOLI

Astilleros Regnícoli
VICEPRESIDENTE
image

SILVIA IRIARTE

Casa Iriarte
SECRETARIO 
image

GUSTAVO MATEOS

Carenaggio Penta
PROSECRETARIO
image

DANIEL VÁZQUEZ

Fayva
TESORERO
image

JORGE RENOSTO

Astillero Renosto
PROTESORERO


1er. Vocal Titular Natalia Avila (Canestrari Hnos.)


2do. Vocal Titular César Espigares (La Holando)

 

  3er. Vocal Titular Roberto Regnicoli (Astillero Regnicoli)

JORGE FARRE CACEL


4to. Vocal Titular Jorge Farré (Baron)


5to. Vocal Titular Gustavo Ast (Nautiglass)

 

    1º Vocal Suplente: Paola Lois (Latin Yachts)


2º Vocal Suplente: Darío Curátola (Arcasu)


3º Vocal Suplente: Jorge Aragona (Astillero Riviera)


4º Vocal Suplente: Jerónimo Gómez Pércaz (Itsas)

 

  5º Vocal Suplente: Joaquín Fuentes (Astillero Fuentes)


6º Vocal Suplente: Nicolás Tanoni (Astillero Tecnao)

 

 7º Vocal Suplente: Gabriel Rodriguez (Volans Boats)


1er. Revisor de Cuentas: Susana Chornichan (BAB)

Marcelo Zanovello CACEL


2º Revisor de Cuentas: Marcelo Zanovello (Zanovello Barcos)

Alejandro Mooney CACEL


3º Revisor de Cuentas: Alejandro Mooney (Mooney Embarcaciones)

NUESTRA ACTIVIDAD

Promover la industria naval liviana nacional, cuyos astilleros construyen barcos desde hace más de un siglo, con el aporte hoy de la más avanzada tecnología.

Promover el Made in Argentina en el mundo y fomentar las exportaciones.

Organizar el Salón Náutico Argentino.

Peticionar ante las autoridades (P.E.N. y Poder Legislativo).

Difundir y promover la práctica de los deportes náuticos.

Aportar al sostenimiento de las vocaciones navales entre los jóvenes, apoyar a escuelas técnicas y la conservación de oficios con contenido artesanal que se traduce en manufacturas de calidad, reconocidas en el mundo.

Generar un ámbito propicio de relacionamiento para la generación de negocios.

Producir material de información sobre el sector y campañas de difusión mediática.

Apostar a la consolidación de una cultura náutica, respetuosa del Medio Ambiente.

Negociar convenios colectivos de trabajo.

INFORMACIÓN DE LA INDUSTRIA  NAVAL LIVIANA ARGENTINA

Nuestra Industria Náutica tiene una rica historia y un importante desarrollo. Nació en la ribera del Río de la Plata, a principios del siglo XX, con la llegada de inmigrantes italianos y la instalación en la zona de los primeros astilleros. Sus fundadores aplicaron sus conocimientos, arte y experiencia a la construcción de embarcaciones de madera. Veleros, cruceros, y lanchas de destacada elegancia y calidad, comenzaron a navegar nuestras aguas.

Con la aparición de la construcción en Plástico Reforzado (PRFV) en 1960, y la producción seriada, la Industria Náutica Argentina alcanza su madurez, permitiendo el acceso masivo del público a la náutica deportiva, sobre todo a partir de la década del ´80. Los lauros conseguidos por nuestros deportistas en participaciones estimularon al desarrollo de la industria náutica, incrementando la exigencia de los aficionados y la voluntad de satisfacerla por parte de los fabricantes.

La ribera metropolitana norte de la Ciudad de Buenos Aires, representada por los Partidos de San Fernando, Tigre, San Isidro, Vicente López y Escobar, muestra hoy un tejido conectivo de astilleros e industrias concurrentes que son fuertes generadores de empleo calificado en la zona, a los que se suman otros ejemplos en las Provincias de Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Misiones. 

Toda una cadena de valor que cultiva prácticas artesanales y oficios en las escuelas técnicas, al tiempo que desarrolla en conjunto con la universidad, arquitectos navales y diseñadores que respiran futuro.

En sus mejores años, los ´90, la producción de embarcaciones alcanzó las 7.800 unidades anuales promedio. Con más de 120 empresas constructoras de veleros, cruceros, lanchas, inflables, equipamiento y todos los servicios necesarios para la producción y el mantenimiento de una gran diversidad de embarcaciones, el sector dispone de una capacidad instalada de más de 700.000 m2 y ocupa a más de 7000 personas, en forma directa e indirecta. En la actualidad, el total de embarcaciones matriculadas supera las 140.000, siendo nuestra balanza comercial superavitaria, con sólo 3% de embarcaciones importadas sobre el parque total matriculado.

Los astilleros argentinos producen con un alto nivel de calidad, reconocido por los más exigentes mercados internacionales hacia los cuales Argentina exporta desde hace ya más de 25 años. Nuestra Industria está perfectamente preparada, y madura para responder a todo tipo de demanda. Desde embarcaciones para transporte, carga, turismo, uso deportivo, pesca comercial, seguridad o defensa. Desde un Optimist hasta un gran Crucero, el barco argentino posee, claramente, calidad de exportación.

preloader image